miércoles, 30 de diciembre de 2009

Docentes artistas: el arte de enseñar el arte


Por Laura Cabrera

Docentes Artistas de Esteban Echeverría es un grupo de profesionales que enseñan artes plásticas en las escuelas públicas del distrito. En 2006 se unieron para complementar su actividad y exponer sus obras surgidas “en la intimidad de los talleres”. Además de tratarse de una oportunidad para crecer artísticamente, ésta es una forma de acercar la actividad a los alumnos. Para ellos resulta fundamental el espacio para exponer porque “nadie puede enseñar lo que no hace”.

Ellos lo llaman “combinación de lenguaje”, pero el resultado del trabajo realizado por el Grupo de Docentes Artistas de Esteban Echeverría podría calificarse como una sinergia desde dos ámbitos. Por un lado, 24 artistas especializados en diversas ramas de las artes plásticas exponen sus obras de manera tal que cada una de ellas se conecte con el resto y; por el otro, se trata de profesores que - a través de su condición de artistas profesionales – utilizan los espacios de exposición para acercar a los alumnos esa parte de la educación artística que sólo se ve en las galerías: la interacción con la obra, la crítica, y la variedad de sensaciones que genera.

“El 11 de septiembre de 2006, los directivos del Centro Cultural El Telégrafo realizaron una muestra sobre diversidad de lenguaje e imágenes y para hacerlo se contactaron vía e-mail con los docentes de plástica de las escuelas de Esteban Echeverría. Nosotros no nos conocíamos, tampoco conocíamos las obras de los colegas. Ese fue el primer acercamiento que tuvimos”, reseñó Gloria Moreno – integrante del grupo- en relación con aquel primer contacto.

El grupo comenzó a gestarse por la combinación de circunstancias que normalmente se denomina “casualidad” y se consolidó gracias a la “causalidad” despertada por el interés recíproco de los artistas por las obras de sus colegas – para ese entonces desconocidos –, y la necesidad de tener un espacio en donde expresarse y poder mostrar a la comunidad lo que saben hacer.

Después de ese primer contacto decidieron conformar un grupo de arte que les permitiera dar a conocer las obras de cada uno, para que su actividad docente vaya más allá del aula y se vea en galerías, universidades, bibliotecas y cualquier espacio que desee recibir aquel trabajo “intimo y de taller” que complementa a su actividad de “enseñar sobre la propia profesión”. Así comenzó la búsqueda de lugares en toda la provincia, ya que la idea era “llegar a todos los rincones”, según afirmó Moreno.

Aunque inicialmente fueron 21, en la actualidad el grupo está conformado por 24 docentes/artistas de diversas especialidades: pintores, dibujantes, ceramistas, fotógrafos, escultores, y artistas de instalación y performance. Todo se hace a pulmón, desde la búsqueda de los lugares y el traslado, hasta la puesta en escena. Una característica que los destaca es ese desinterés que tienen por poner un límite o consigna para realizar una obra, ya que cada artista puede exponer dos trabajos bajo la técnica que desee y de la forma que quiera.

La idea es mostrar la labor individual y al mismo tiempo generar el diálogo con el resto – algo que siempre sucede- a través de la puesta en escena de diferentes colores, formas y materiales. Además, se pretende que las obras que conforman el itinerario artístico no se repitan en las galerías.

Pero esta actividad no tiene que ver solamente con un crecimiento personal/profesional, sino que se relaciona también con la necesidad de todo docente de tener material para enseñar sobre una determinada temática. Resulta que en muchas de las escuelas en las que trabajan faltan recursos, entonces es fundamental buscar alternativas para acercar el conocimiento. “Las exposiciones enriquecen a los chicos y los entusiasma. Tenemos que generar la manera de motivarlos. No se puede enseñar el arte desde la antigüedad, tiene que ser desde la contemporaneidad, por eso los acercamos a través de obras de sus propios profesores”, reconoció Gloria.

Es así que estos artistas que cumplen el rol de docentes, aprovechan para invitar a sus alumnos a las muestras. El grupo reconoce que “no todos tienen la oportunidad de ir a grandes galerías” y por eso ellos crean un espacio en cada distrito para que las posibilidades de los niños y adolescentes sean mayores. Además aseguran que es notorio el cambio en el aprendizaje de los chicos, porque al familiarizarse con las técnicas, ellos comienzan a ver las cosas de otra manera. “Es sorprendente verlos criticar, encontrar detalles o reconocer técnicas”, destacó Moreno.

Bajo estos dos objetivos, el Grupo de Docentes Artistas continúa su actividad que genera integración desde varios puntos de vista: la de los artistas, de las obras entre sí y además, una integración social, para que todos puedan tener la posibilidad de interactuar con el arte y aprender sin necesidad de ir lejos o gastar dinero.

A la hora de hablar de la labor y los objetivos del grupo, Gloria redondeó con sencillez: “La idea es interactuar, mostrarnos, exponer nuestro ser en una obra e ir recorriendo cada lugar de la provincia con estas nuestras gratuitas. Lo bueno es que de a poco lo estamos logrando”.



Publicado en la edición on-line de la revista"Como loca mala". 30/12/2009

http://www.comolocamala.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=114:docentes-artistas-el-arte-de-ensenar-el-arte&catid=15:arte&Itemid=9

No hay comentarios:

Publicar un comentario